Los retos de P.M. y las finanzas de Paul, escribe Julio César Silva, desde el Palco

Durante la semana que concluye la encuestadora Consulta Mitofsky publicó un análisis sobre la forma en que votaron los quintanarroenses el 5 de junio pasado, una jornada que tuvo consecuencias catastróficas para que el PRI que no solo perdió la gubernatura, sino también el control del Congreso.

De acuerdo con el análisis de la empresa que dirige Roy Campos, en Quintana Roo votaron más hombres que mujeres y en esta ocasión no se vio diferencia en la forma en que votaron ambos grupos, salvo que los primeros se inclinaron más por morena.

El estudio señala que tanto el PAN-PRD como el PRI pierden apoyo conforme disminuye la edad del votante en Quintana Roo, donde el 16% de los jóvenes votó por Morena, 10 puntos porcentuales más que los adultos mayores de 50 años, aunque en todos los grupos triunfa el candidato del PAN-PRD, Carlos Joaquín González.

Entre los que votaron el 5 de junio en Quintana Roo, el presidente Enrique Peña Nieto lograba 34% de aprobación, y entre esos mismos votantes su gobernador Roberto Borge obtuvo 39%.

De manera coincidente con la mayoría de los estados donde hubo alternancia, el principal problema del estado según los votantes era la corrupción superando a la economía e inseguridad, subraya el análisis.

En el caso de la corrupción fue determinante que quienes pensaron en este problema asignaban a Carlos Joaquín muchos más votos que a Mauricio Góngora.

La campaña en Quintana Roo movió a más de cuatro de cada 10 votantes que decidieron su voto durante su desarrollo, e incluso 11% dice que tomó su decisión la última semana.

Mientras en otros estados más del 50% dicen haber sido visitados en su vivienda durante la campaña, en Quintana Roo apenas llegó a 42% y en el caso de las llamadas telefónicas solo a 35%.

Platea

En el caso de Quintana Roo el proceso electoral llegó a su fin el jueves, cuando el Tribunal Electoral de la Federación resolvió las impugnaciones pendientes: las elecciones municipales de Puerto Morelos y Benito Juárez y la de gobernador.

Los ganadores de amas elecciones -Remberto Estrada Barba, Laura Fernández Piña y Carlos Joaquín – son hoy tres veces legítimos y ello debe darles fortaleza para arrancar sus respectivos gobiernos.

No serán arranques sencillos por los tiempos turbulentos que se viven en la política en Quintana Roo, pero final que se trata de políticos profesionales que esgrimirán sus mejores talentos para salir adelante.

Puerto Morelos tiene retos peculiares, pues es el municipio más joven del país y aunque el Concejo Municipal que aún encabeza Leonel Medina deja bases, aún hay todo por hacer, comenzando por la habilitación de oficinas para la atención de la gente.

Laura Fernández lo sabe y pese a la incomodidad de la innecesaria y visceral impugnación que enfrentó, se dedicó junto con su equipo a trabajar en un plan de gobierno y un paquete de obras que ya están listos para ponerse en marcha.

Sin duda la experiencia en el servicio público llevó a Laura Fernández a no caer en la inamovilidad ante las piedras que le pusieron en su camino los falsos redentores de una comunidad que marece altura de miras.

Luneta

En medio de la turbulencia política que acompaña el fin de período de los actuales gobernantes, son escasos a los que todavía se les ve en la calle y uno de ellos es el presidente municipal de Benito Juárez, Paul Carrillo de Cáceres, quien rendirá su último informe este lunes a las 19 horas en la explanada del Palacio Municipal.

A diferencia de la mayoría de sus colegas quintanarroenses, Carrillo de Cáceres llega al término de su mandato con las cosas controladas, con los servicios públicos en marcha y con una herencia invaluable que dejará: finanzas ordenadas.

En esta semana que concluye las finanzas de Benito Juárez recibieron una mejora en su calificación. En los valores de Fitch Ratings, Carrillo de Cáceres tomó la administración con una calificación BBB- (Mex), en una especia de lista negra y la entregará con BBB+, lo que la ubica con una sólida capacidad de pago.

En la mencionada escala, la calificación ascendió dos niveles en menos de dos años. Otras empresas calificadoras también mejoraron su evaluación sobre las finanzas.

¿Podrá la administración de Remberto Estrada sostener, por lo menos esa calificación?

Correo: [email protected]

Twitter: @PalcoQR | @JulioCsarSilva

julio cesar silva

Botón volver arriba