Home » Principal » Aseguran a 41 ejemplares de vida silvestre en Quintana Roo

Aseguran a 41 ejemplares de vida silvestre en Quintana Roo

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) aseguró un total de 51 ejemplares de vida silvestre en acciones realizadas en los estados de Quintana Roo, Tabasco, Tlaxcala y Querétaro, por diversas irregularidades cometidas por los  responsables de los especímenes.

En una primera actuación, la Delegación de la PROFEPA en Quintana Roo  aseguró de manera precautoria 41 organismos que se encontraban en dos Predios o Instalaciones de Manejo de Vida Silvestre (PIMVS) ubicados en Playa del Carmen,  municipio de Solidaridad.

Se trata de 30 iguanas verdes (Iguana iguana), especie listada en la NOM-059-SEMARNAT-2010 en la categoría de “Sujeta a protección especial (Pr)”  e  incluida en el Apéndice II de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre (CITES).

También de 4 monos ardilla (Saimiri sp) listados en el Apéndice II de CITES; 4 tucanes (Ramphastos sulfuratus) con estatus de Amenazada (A) en la citada NOM; 2 cacatúas blancas (Cacatúa alba) y 1 guacamaya híbrida (cruza de guacamaya ala verde y guacamaya azul y oro).

Los ejemplares fueron asegurados debido a que en una primera inspección no se acreditó la legal procedencia de 36 de éstos; tampoco se presentó el sistema de marcaje para la identificación de cada uno de ellos, ni los informes anuales de actividades  2013-2014 que debe presentar el PIMVS.

En una segunda inspección  se aseguraron  5 ejemplares más, entre otras cosas, por no contar el Predio con los Programas de Manejo manifestados ante la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT).

En una segunda actuación, la PROFEPA  en Tlaxcala aseguró un ejemplar de aguililla cola roja (Buteo jamaicensis), especie listada en la NOM-059-SEMARNAT-2010 bajo el estatus de “Sujeta a protección especial (Pr)”.

En atención a una denuncia ciudadana, personal de la dependencia se constituyó en un domicilio ubicado en el municipio de San Luis Teolocholco, dentro del Área de influencia del “Parque Nacional La Malinche”, donde  encontró al ejemplar encerrado en una jaula hechiza con malla de alambre.

Los responsables manifestaron que encontraron al ave aparentemente lesionada -ya que no podía volar- por lo cual decidieron resguardarla y alimentarla hasta su recuperación para posteriormente liberarla o realizar la entrega a la autoridad correspondiente.

Por lo tanto, los inspeccionados  expresaron su deseo de entregar de manera voluntaria el ejemplar, el cual fue recibido por personal de la PROFEPA. Acto seguido, el halcón cola roja fue trasladado a las instalaciones del Zoológico del Altiplano para su valoración y rehabilitación.

En una tercera labor realizada en el estado de Tabasco se aseguraron 5 aves que se encontraban en un domicilio sujeto a inspección por parte de la Secretaría de Seguridad Pública del estado, en el municipio de Centro.

Se trata de  2 tucanes pico de canoa (Ramphastos sulfuratus), 1 loro cachetes amarilloa (Amazona Autumnalis) y 2 aves zorzal pardo (Turdus grayi).

Los ejemplares fueron trasladados a la Unidad de Manejo Ambiental (UMA) “Parque Museo de la Venta” con la finalidad de darles  atención inmediata.

Finalmente, en el estado de Querétaro se aseguraron de manera precautoria 4 ejemplares: 1 tucán real,  un perico mexicano verde (Aratinga holochlora), un loro cabeza amarilla (Amazona oratrix) y una cotorra cucha (Amazona autumnalis).

Derivado de una denuncia ciudadana, trabajadores adscritos a la Subdelegación de Recursos Naturales inspeccionaron un domicilio ubicado en el municipio de Pedro Escobedo donde encontraron los cuatros ejemplares en jaulas individuales metálicas provistas de alimento y agua, en buenas condiciones de salud.

Sin embargo, al solicitar la documentación que acreditara la legal procedencia de las aves, el responsable no presentó los documentos correspondientes. Además, los ejemplares no contaban con ningún sistema de marcaje por lo cual se procedió al aseguramiento precautorio de los cuatro animales.

Cabe destacar que los pericos, tucanes y guacamayas se encuentran amenazados por el tráfico ilegal,  por lo cual existe peligro en las poblaciones de estas especies. Por ello la PROFEPA exhorta a la sociedad a no comprar ni vender estos ejemplares de vida silvestre.

De acuerdo a la Ley General de Vida Silvestre,  las sanciones a quienes se encuentren realizando cualquier actividad con ejemplares de vida silvestre corresponden a una multa de 20 a 50,000 DSMVDF, suspensión temporal, parcial o total, de las autorizaciones, licencias o permisos que corresponda,  arresto administrativo hasta por 36 horas, decomiso de los ejemplares, partes o derivados de la vida silvestre, así como de los instrumentos directamente relacionados con infracciones a la presente Ley, entre otras amonestaciones.

En el caso de las especies que se encuentran listadas en la NOM-059-SEMARNAT-2010, además de las penalizaciones anteriores, también se aplica las sanciones del Código Penal Federal, las cuales indican que se impondrá pena de uno a nueve años de prisión y el equivalente de trescientos a tres mil días multa.

vida silvestre