Recomienda IMSS seguir con medidas sanitarias en convivencias familiares

Cantar, platicar, reírse, abrazarse y partir la piñata en reuniones familiares en esta época es un riesgo de contraer COVID-19, por eso es importante vigilar el aforo de las convivencias en el trabajo y el hogar no sea mayor a 10 personas, usar siempre el cubrebocas correctamente, alcohol gel periódicamente y mantener la sana distancia.

Así lo aconsejó el Jefe del Servicio de Urgencias del Hospital General Regional (HGR) No. 17, doctor Martín Sánchez Alba, quien explicó que una persona con COVID-19 puede permanecer asintomática durante la fase activa de la enfermedad. Por eso, es recomendable no estar en contacto con personas durante las fiestas decembrinas que en los últimos 5 días estuvieron en contacto con algún caso sospechoso, caso confirmado de Covid-19 o con personas que presenten síntomas como tos, fiebre, dolor de cabeza y/o dificultad para respirar, aunque sean de la misma familia.

Sumado al riesgo de contraer COVID-19, en esta época las personas también pueden enfermar de rinofaringitis, laringitis, bronquiolitis, neumonía, bronquitis aguda, asma bronquial e influenza, infecciones más comunes en invierno, por lo que se deben extremar precauciones para evitar complicaciones.

Sánchez Alba señaló que se debe tomar en cuenta que las manifestaciones de la enfermedad tardan entre dos a cuatro días en el caso de la influenza, mientras que para COVID-19 puede ser de cuatro a 14 días, lo que indica que una persona infectada puede estar asintomática y mientras canta, habla o cena en un espacio cerrado y no usa cubrebocas, infectar a todas las personas a su alrededor.
En el caso de las piñatas, la tradición de pedir posada y cantar villancicos, la cercanía y contacto entre las personas las pone en riesgo, ya que se expulsan miles de gotitas de saliva que se quedan en el ambiente o en las superficies.

Sánchez Alba apuntó que las infecciones de vías respiratorias ocupan los primeros lugares en la demanda de atención en época invernal, de ahí la importancia de mantener la sana distancia, tener una alimentación saludable, realizar ejercicio aeróbico y evitar cambios bruscos de temperatura.

Para llevar una alimentación balanceada, sugirió una dieta rica en vitaminas B, C, Zinc y Omega 3, presentes en cítricos, manzana, brócoli, pescado azul, espinacas, aguacate, miel, ajo y jengibre, además de tomar suficiente agua simple purificada.

La Doctora Xóchitl Refugio Romero Guerrero, Titular del Órgano de Operación Administrativa Desconcentrada Quintana Roo, invita a seguir las medidas de higiene: estornudar o toser en el ángulo interno del brazo, usar frecuentemente el alcohol gel si no es posible lavarse las manos con agua y jabón; no asistir a reuniones en esta temporada, aun cuando las familias quieren estar cerca y hacerse demostraciones de afecto, como abrazos y besos; y vigilar que el aforo de las convivencias en espacios cerrados como en el trabajo y el hogar no sea mayor a 10 personas.

Romero Guerrero indicó que hay que tener especial cuidado con los menores de 5 años y adultos mayores a partir de 70 años de edad, ya que son los más susceptibles a sufrir complicaciones por estas enfermedades. Los niños por la inmadurez del sistema inmune y los mayores por la depresión del mismo, aunado a enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión, sobrepeso y obesidad.

Finalmente, llamó a la población a no automedicarse y prevenir complicaciones por esa causa, acudir oportunamente a solicitar atención en los servicios de Medicina Familiar o de Urgencias en situaciones de gravedad.

foto de archivo
Botón volver arriba