Home » Cozumel » El Presidente del Turismo

El Presidente del Turismo

Aurelio Joaquín en su toma de protesta con el Gobernador, Roberto Borge

Aurelio Joaquín en su toma de protesta con el Gobernador, Roberto Borge

Aurelio Joaquín el Presidente del Turismo

 

Continuando con la entrevista al Presidente municipal de Cozumel, Aurelio Joaquín González, sobre sale su trabajo en el sector turístico, como empresario y como Diputado Presidente de la Comisión de Turismo, entre otros cargos.

Sobre el turismo y su “slogan” de ser el presidente del turismo, nos dijo sentirse como tal, porque el haber nacido y vivido en un destino netamente turístico, lo compromete a luchar arduamente para buscar acciones que mejore el escenario económico para la isla. ¿Cómo no dedicarme a este sector si este municipio tiene una vocación netamente turística? Nací aquí y me da pena, te lo digo honestamente, que al día de hoy Cozumel tenga 3500 cuartos, cuando llegamos a tener en el pasado 5 mil y que la Riviera Maya tenga de 35 mil a 37 mil cuartos con una ocupación del 90 por ciento mientras que nosotros apenas alcancemos un 60 por ciento. Digo, en proporción estamos mal.

Solamente tendríamos que decir que el 99 por ciento de los sectores en la isla son turísticos. Fíjate, yo en Cozumel, no he visto un rancho, un sembradío de caña de azúcar como se ve en la zona cañera de Q Roo, ni he visto fábricas. Solo he visto hoteles, artesanías, tiendas de productos de lujo, comercios y servicios turísticos, entre los que se encuentran los taxistas, esos que prestan servicios a cientos de turistas y locales, he visto tour operadores para ir a los diferentes parques, he visto Chankana, he visto punta sur y entonces, se entiende de que de eso viven los cozumeleños. Creo que si no me enfocara en el turismo estaría yo en un error, estaría buscando el “hilo negro” y buscando algo que no existe.
Por ello, es importante que me enfoque en ese sector. Justamente, en estos momentos soy presidente de la cartera del turismo de la FENAMM (Federación Nacional de Municipios de México). Y dentro de los alcances que hemos conseguido, tenemos ya agendado un congreso en donde vendrán 100 presidentes municipales de diversos estados del país. No tengo varita mágica pero, si muchas ganas de trabajar.

Y no podía dejar de hablar del espinoso asunto de las calesas. Un tema que según su apreciación, se ha politizado mucho, se ha manoseado. Son 34 calesas las que dan servicio en la isla, de las cuales también 34 familias viven de ello. La realidad es que hay mucha gente que hoy mismo, no tiene trabajo porque no tienen oportunidad de ello, porque no hay ocupación en los hoteles en Cozumel. Esto quiere decir, que las calesas dan esa oportunidad de llevar un sustento a esas familias. Siempre procurando el cuidado a la vida animal, expresó.
Imagínate, por otro lado, estamos precisamente tratando de buscar alternativas para esas decenas de jóvenes egresados de la universidad, que desgraciadamente no son afortunados al terminar sus carreras. Muchos emigran a la Riviera Maya o a Cancún en busca de una oportunidad laboral. Y son jóvenes cozumeleños preparados. Justo lo que se necesita en la isla. Para ellos, hay que buscar alternativas. Los jóvenes son el presente y quien no se renueva muere, y la vida tiene que renovarse con esos jóvenes.

Yo, siempre los he apoyado. Quiero decirte que en mi paso en el congreso del estado, mi equipo de trabajo, muchos de los cuales siguen conmigo desde entonces, no pasaban de los 33 años. Yo, era el mas “viejo” precisamente con 33 años en ese entonces. Sin embargo vienen buenos tiempos para Q Roo. Está predestinado para crecer, bajo la batuta y la visión de un joven emprendedor como lo es Roberto Borge y yo, comparto ese camino.

Tomé una decisión y ha sido una de las más afortunadas y felices. Que fue difícil, si fue muy difícil, muy difícil porque había mucho en contra, y muchas cosas que se contraponían pero, al final de cuentas se logró. Recuerdo como si fuera ayer, el abrazo que me dio Roberto como gobernador el día de la toma de protesta en la casa de gobierno, y bueno, fue algo espontaneo y algo verdaderamente grandioso porque pude ver a mí amigo conseguir un sueño. Y hoy veo a mi amigo trabajar por ese sueño conseguido en bien de Q Roo, y en mi caso hacer por propio por Cozumel.