Home » Principal » Cardiopatías la segunda causa de decesos en menores de un año: ISSSTE

Cardiopatías la segunda causa de decesos en menores de un año: ISSSTE

El Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) informó que a través de los servicios de Cirugía Cardiovascular Pediátrica y de Adultos, atiende en el Hospital Regional “Lic. Adolfo López Mateos” a derechohabientes referidos de cualquier parte del país que padecen cardiopatías congénitas, segunda causa de muerte en menores de un año, primera en infantes de 1 a 4 y quinta en población de 5 a 17; algunas pasan inadvertidas por años y se manifiestan en la edad adulta.

 

Estas patologías son defectos estructurales del corazón o de los grandes vasos que resultan de una formación embrionaria inadecuada, dependiendo del tipo de malformación y su grado de severidad, un gran porcentaje son tratables mediante cirugía correctiva o paliativa, explicó el cirujano cardiovascular del Hospital Regional “Lic. Adolfo López Mateos”, Mauricio Damián Gómez.

 

“Existen cientos de cardiopatías congénitas de leves a graves, de las cuales entre 50 y 60 de ellas son las más frecuentes, algunas causan la muerte al nacimiento, otras requieren tratamiento quirúrgico al nacer, unas más pasan inadvertidas hasta la edad adulta, cuando el corazón tiene mayores requerimientos”, enfatizó.

 

El Director General, Luis Antonio Ramírez Pineda, destacó que el Instituto cuenta con infraestructura, servicios y personal altamente calificado en tratamientos quirúrgicos para pacientes que desafortunadamente nacen con malformaciones cardíacas y en muchos casos, se puede mejorar su calidad de vida o incluso salvarla.

 

Por su parte, Mauricio Damián Gómez detalló que los servicios del nosocomio cuentan con “equipo de bomba de circulación extracorpórea, aparato que sustituye la función del corazón y pulmones, necesario para mantener con vida al paciente mientras paramos su corazón para poderlo abrir y corregir o paliar la malformación; terapia intensiva especializada en cuidados cardiacos que dispone el manejo de fármacos avanzados en el postoperatorio inmediato y equipos de monitorización”.

 

Además, la atención de alta especialidad está a cargo de un equipo multidisciplinario de profesionales altamente calificados, integrado por anestesiólogo cardíaco, cirujanos cardiovasculares, intensivistas cardíacos, pediátricos y de adultos y enfermeras quirúrgicas especializadas.

 

El especialista resaltó que el grueso de estas patologías dan síntomas muy típicos en infantes como: se cansan con mucha facilidad, jadean cuando hacen ejercicio, continuamente se detienen y se ponen en cuclillas; en niños lactantes sudan cuando están comiendo, son muy irritables, dependiendo del tipo de cardiopatía pueden ponerse o no azules de los labios y la piel, son de talla baja y tienen poca fuerza física; por lo que recomendó a los padres estar alertas ante estos signos y llevar a sus hijos al médico para ser valorados.

 

Una exploración cardiaca de rutina con el estetoscopio por parte de un médico de primer nivel permite identificar mediante los sonidos del corazón anomalías en el funcionamiento y estructura de este órgano, que sumado al interrogatorio clínico específico permite establecer la sospecha diagnóstica y referir al paciente al cardiólogo para determinar mediante otros estudios, la confirmación, el tipo de cardiopatía, su grado de severidad y el posible tratamiento.

 

Aunque estas alteraciones no se pueden tratar antes del parto, su detección en la vigilancia médica del embarazo permite establecer una alerta para que al nacimiento el bebé sea valorado inmediatamente por el cardiólogo pediatra y determinar su pronóstico y manejo.

 

Por último, el cardiocirujano del ISSSTE aconsejó a las mujeres embarazadas someterse a vigilancia y monitoreo médico, una vez que sus hijos nazcan llevarlos a la consulta de Vigilancia del Crecimiento y Desarrollo de la Niña y el Niño Sanos; y a población en general acudir una vez al año a una consulta de chequeo médico preventivo.