Home » Pajaros en el Alambre » Tienes pies o piernas hinchadas, sabes cuál es la causa? El Dr. Baquedano responde

Tienes pies o piernas hinchadas, sabes cuál es la causa? El Dr. Baquedano responde

El edema de miembros pélvicos o inferiores, también conocido como pies hinchados o retención de líquidos, es una causa poco frecuente de consulta; pero muy interesante y difícil de diagnosticar por el reto que implica la amplia cantidad de patologías que pueden presentar esta sintomatología.

El edema de miembros pélvicos es más común en personas de edad avanzada, aunque también se puede presentar a cualquier edad y género dependiendo del padecimiento o circunstancia que lo condicione.

Habitualmente, las personas que tienen pies o piernas hinchadas no acuden de inmediato al médico pues la mayoría de la veces no existe dolor, lo que favorece que de primera instancia deciden probar remedios caseros, que en muchos casos después de cierto tiempo, no logran disminuir el edema y por el contrario retardan la atención médica oportuna.

Las causas de tener edema de miembros pélvico pueden ser las siguientes:

  • Insuficiencia Vascular Periférica

 

  • Trombosis Venosa Profunda

 

  • Medicamentosa

 

  • Éstasis Venosa

 

  • Infección Urinaria

 

  • Insuficiencia Renal

 

  • Celulitis Infecciosa

 

  • Síndrome Nefrítico

 

  • Hipotiroidismo

 

  • Edad Avanzada

 

  • Obesidad

 

  • Insuficiencia Cardiaca

 

  • Traumatismos

A continuación describo de forma breve cada una de las causas mencionadas.

Insuficiencia Vascular Periférica
Consiste en un daño u obstrucción en los vasos sanguíneos más alejados del corazón, las venas y las arterias. Esto sucede por una deformidad, inflamación, aumento de tamaño u obstrucción de las paredes de los vasos sanguíneos, las cuales pueden ser causadas por la ateroesclerosis, factores genéticos, sedentarismo, obesidad, tabaquismo, hipertensión arterial sistémica, diabetes mellitus, dislipidemia (altos niveles de colesterol en la sangre), entre otros factores.

La insuficiencia vascular periférica puede causar enfermedades tales como la flebitis, várices (telangiectasias, varículas o várices en ?filamento de escoba?, várices reticulares, várices tronculares, várices de las malformaciones congénitas, etc.), trombosis, embolia pulmonar, úlceras, entre otras.

El edema de miembros pélvicos es causado en esta enfermedad por la disminución u obstrucción del flujo sanguíneo y puede ir acompañado de calambres y dolor de las piernas.

Trombosis Venosa Profunda
Esta patología se produce por la formación de un coagulo en una vena profunda, comúnmente en muslos y piernas, aunque también se puede presentar en vasos sanguíneos de la pelvis e incluso brazos.

Esta es una enfermedad que necesita un diagnóstico rápido y tratamiento a la brevedad pues puede incluso causar muerte al desprenderse el coagulo y viajar por el torrente sanguíneo hacia los pulmones, patología que se conoce como Tromboembolia Pulmonar.

Esta enfermedad puede causar edema de los miembros inferiores y/o dolor, sin embargo puede ser asintomática y dar únicamente hinchazón de las piernas.

Edema de pies por Medicamentos
Algunos medicamentos pueden causar edema de miembros inferiores, como los utilizados para depresión y/o ansiedad (antidepresivos tricíclicos, inhibidores de la monoaminooxidasa, IMAO por sus siglas), medicamentos para la presión arterial llamados bloqueadores de los canales de calcio como por ejemplo al Amlodipino, hormonas como el estrógeno (contenidas en los medicamentos anticonceptivos y la terapias de reemplazo hormonal otorgadas a pacientes jóvenes a las cuales se le han extirpados los ovarios o aquellas que cursan en períodos de climaterio-menopausia) así como la testosterona; corticoesteroides como los que se usan en el asma, lupus, enfermedades reumáticas. Todos los anteriores se han identificado como los medicamentos que por lo general causan edema.

Éstasis Venosa
Es común que después de un largo viaje por autobús, auto, avión o tren se pueda presentar edema de los pies, tobillos e incluso piernas, el cual puede ir acompañado con cambio en la coloración de la piel, resequedad o comezón de la misma.

Esto es causado por la deficiencia que tienen las válvulas de las venas de las piernas para devolver la sangre al corazón después de un período prolongado de sedentación, es decir, de permanecer sentado. Sin embargo, estar de pie durante mucho tiempo también provoca esta alteración.

Infección Urinaria
Las bacterias que causan infección de la vía urinaria condicionan que se manifiesten ciertos síntomas dependiendo del sitio donde esté localizada dicha infección. Si no existe dolor, ardor o alguna otra situación que exija la visita prioritaria al médico, el paciente puede permanecer mucho tiempo con la infección en la vía urinaria sin recibir tratamiento. En estas circunstancias se deteriora el funcionamiento renal y en consecuencia la retención de líquidos se hace evidente con el edema de los pies.

Insuficiencia Renal
Esta enfermedad puede ser de tipo agudo o crónico, pero en ambas está presente el edema de pies y piernas, aunque también es posible observarlo en las manos, párpados, cara y cuello.

Síndrome Nefrítico y Síndrome Nefrótico
El síndrome nefrítico es una enfermedad que se caracteriza por la aparición de sangre en la orina (hematuria), elevación de la tensión (hipertensión arterial) y un fallo agudo de la función renal que provoca que el niño orine menos (oligoanuria), y retenga líquido y se hinche (edema). Se puede producir tras una infección, como una amigdalitis o bien, una infección de la piel producida por una bacteria llamada estreptococo.

El síndrome nefrótico suele aparecer como resultado del daño en los pequeños vasos sanguíneos de los riñones que filtran los desechos y el exceso de agua en la sangre. Generalmente, también incide alguna enfermedad subyacente.

Los síntomas incluyen hinchazón alrededor de los ojos y en los pies y los tobillos, orina espumosa y aumento de peso debido a la retención de líquidos.

Celulitis Infecciosa
Es causada por una infección de la piel y es más común en las piernas aunque se puede localizar en cualquier parte del cuerpo. Tiene un avance rápido y se caracteriza por aumento de la temperatura perilesional (hiperemia), rubor o enrojecimiento, dolor, aumento de volumen o edema. Se presenta en un solo miembro pélvico (es asimétrica). Su tratamiento debe ser inmediato previa valoración médica.

Hipotiroidismo
Esta enfermedad se caracteriza por una baja producción de hormonas en la tiroides y entre su diferente sintomatología se encuentra el mixedema es una alteración de los tejidos que se caracteriza por presentar un edema (acumulación de líquido), producido por infiltración de sustancia mucosa en la piel, y a veces en los órganos internos, a consecuencia de un mal funcionamiento de la glándula tiroides y es más evidente en las piernas del paciente.

Edad avanzada
Como consecuencia del envejecimiento existe un deterioro en el sistema circulatorio que propicia que las persona ancianas presenten edema de pies y piernas. De igual manera, las secuelas neurológicas, el uso de silla de ruedas e imposibilidad para caminar, obligan que el paciente permanezca con las piernas colgando lo que origina éstasis venosa y edema en consecuencia.

Obesidad
La obesidad condiciona que las personas que la padecen cursen con sedentarismo, situación que es caracterizada por la poca o nula actividad física. También, los obesos cursan habitualmente con hipercolesterolemia que es una de las causas de la ateroesclerosis que deteriora las venas siendo más evidente su daño en las partes más distales del cuerpo. Por lo anterior, el edema de miembros pélvicos es común en las personas obesas. Sin embargo, no es algo que se deba minimizar o pasar por alto, pues este edema puede ser causado por otras patologías.

Insuficiencia cardiaca
El edema que se causa por la insuficiencia cardíaca es simétrico. Se asocia a insuficiencia cardiaca derecha o insuficiencia cardiaca congestiva venosa y suele aumentar en forma ascendente. Su diagnóstico dependerá de la evidencia de datos de falla cardiaca como historia de infarto agudo al miocardio, presencia de ortopnea o disnea paroxística nocturna, hepatomegalia, ingurgitación yugular, etc.). Su aparición es signo de que la patología cardiaca se está complicando y que amerita una revaloración médica inmediata.

Traumatismos
En estas situaciones, el edema es unilateral, usualmente asociado a inflamación por fracturas, cirugías, lesiones o quemaduras, se autolimita en semanas o meses según la lesión primaria.

Y así como las anteriores mencionadas, existen muchas otras patologías que pueden condicionar la aparición de edema de miembros inferiores, por lo que es importante no minimizar esta situación y acudir al médico en la prontitud que sea posible.

Deja tu salud al cuidado de los profesionales.

Dr. Carlos P. Baquedano Villegas
Especialista en Medicina Familiar

Cancún, Q. Roo, México. Noviembre del 2019