Home » Cancun » Quiere sumergir al mar a su nieto… por arte Musa

Quiere sumergir al mar a su nieto… por arte Musa

 

FAUSTO ADRIÁN.- Cancún Q. Roo. Debido al cariño que tiene por su nieto, el fundador del Museo Subacuático de Arte (Musa), Roberto Díaz Abraham informó que estará sumergiendo la escultura en piedra de su “querido nieto”, así como una cabeza gigante que se llama el “reposo”, como parte de las 510 estatuas de tamaño natural que ya se encuentran en las aguas de Cancún e Isla Mujeres.

 

“A hundir una cabeza gigante que se llama el “Reposo” una pieza de Amado Gil, que es espectacular comenzó pesando 5 toneladas, ahora creemos que comenzó subiendo de peso la húmeda incrementa la densidad y también creemos que se va aumentando, viene también pieza que es de mi autoría que es de mi nieto hermoso”

 

Díaz Abraham, explicó que “El Reposo” es de la autoría del escultor cubano Elier Amado Gil que ha venido a fortalecer la nueva estructura del museo subacuático que está dirigido por Gena Bezanilla.

Musa, Roberto Díaz Abraham, el Reposo

Al momento existen 2 salas der exhibición en el mar atlántico, sin embargo en la de Nizuc se dividió en 3; con el Jungle Tour con 8 esculturas, siete de las cuales bajo el concepto del Entendimiento, más una llamada “No tiene regreso”, más la zona de snorkel con 25 esculturas y el área del submarino con 10 esculturas incluida el rompe hielo, para sumar 510 figuras sumergidas.

 

Cómo el ave Félix.

 

Tras un proceso complicado en los últimos meses que casi lleva a la quiebra al Museo Escultórico Subacuático de Arte (Musa), surge de sus cenizas como el ave fénix, reconoció Díaz Abraham.

 

“Básicamente terminamos 2013 con circunstancias difíciles perdimos la bodega que teníamos, perdimos al escultor, nos quedamos sin dinero y a pesar de todas las inclemencias y todas las dificultades renacimos y todo 2014 nos dedicamos a crear las bases para empezar en 2015 con un museo mas fuerte Aquaworld nos hizo el favor de apoyarnos económicamente”

 

Cada mes el museo recibe 30 mil visitantes mensuales con una derrama económica de 70 dólares por persona.