Carlos Trigos, ¿ofrenda de paz?, escribe Julio César Silva, desde el Palco

La liberación del ex tesorero municipal de Solidaridad y Benito Juárez, Carlos Trigos Perdomo, son de los hechos que desde el punto de vista de la opinión pública no encuentran explicación.

Sin embargo, también forma parte de los pasajes que dejan mal parada al aparato de justicia, no sólo porque es incapaz de sostener sus acusaciones, sino porque, peor, se le exhibe como aparato al servicio de vendettas políticas.

No es la primera vez que ocurre en Quintana Roo. Quienes ya estaban afincados en el estado desde la década de los 90 se acordarán de la persecución de Mario Villanueva Madrid a su sucesor en la presidencia municipal de Benito Juárez, Arturo Contreras Castillo, a quien acusó también de peculado.

Al final Arturo Contreras salió libre al depositar una supuesta fianza de poco más de 3 millones que, casualmente, equivalía a un millón de dólares al tipo de cambio de ese entonces.

“Túmbenle un millón de dólares y que salga libre”, dicen que ordenó Villanueva Madrid, pero resulta que tuvo que volver a armar un expediente penal contra su sucesor, porque éste pagó con cheque “de hule” el millón de dólares.

Sin embargo, a pesar de tener una orden de aprehensión por ese nuevo delito, Contreras Castillo se paseaba por todos lados, hasta que arregló su problema legal en el gobierno de Joaquin Hendricks, ya con Mario Villanueva viviendo su propio drama carcelario.

Así hay muchas historias a lo largo y ancho de la República.

Carlos Trigos, afirman los que saben, se enriqueció a costa del erario de Solidaridad y Benito Juárez, lo cual no es una novedad entre la clase política.
Es lo común. Como muchos funcionarios de la actualidad, ostentó riqueza inexplicable, pero al igual que a Contreras Castillo, en un manejo sectario de la ley no lo encarcelaron por ese supuesto enriquecimiento.

La acusación penal se fundamentó en su presunto enriquecimiento inexplicable, pero las motivaciones fueron políticas y al final, casi cuatro años después, a un mes de que concluya el gobierno que lo encarceló, sale libre, exonerado.

A Carlos Trigos le armó el expediente una Procuraduría siempre en la polémica y lo liberó un juez perteneciente a un Tribunal Superior de Justicia que pasa por su peor momento, en el descrédito total bajo la batuta de Fidel Villanueva Rivero, quien todavía no se aprende el Himno a Quintana Roo.

Un contexto político encarceló a Carlos Trigos, ex colaborador de Carlos Joaquín y Gregorio Sánchez, que en su momento, cada uno por su lado, eran adversarios del grupo gobernante.

Otro contexto, en el que Greg Sánchez es amigo del grupo gobernante y Carlos Joaquín es gobernador electo, lo libera.

Su encarcelamiento fue considerada una agresión política. Su liberación, una ofrenda de paz?

Platea
A Carlos Trigos le embargaron propiedades por más de $20 millones de pesos para el supuesto pago de una multa al caer en la cárcel.
No le pidieron cheques. No vaya a ser que expidiera unos “de hule”.
Al ser exonerado, se las regresarán? O alguien más se quedó con ellas?
Por lo pronto, si fuero mal habidas, ahora al ser exonerado también de rebote le legitiman todas las riquezas que alguna vez se le cuestionó.

Luneta
Cuando Carlos Trigos fue detenido, el entonces procurador Gaspar Armando García Torres afirmó que habían más personas involucradas en el expediente y que pronto, afirmó en ese diciembre de 2012, se ejecutarían otras órdenes de aprehensión, pero ello nunca ocurrió.
Trigos fue el único encarcelado, quiénes eran los otros involucrados?, porqué no se cumplimentaron las otras órdenes de aprehensión?

Mezzanine
Víctor Viveros Salazar, oficial mayor del gobierno del estado, declaró que sí habrá bono sexenal, pero no supo decir de cuánto sería y cuándo se pagaría.
Alguien dijo por allí que le faltó agregar que “dependiendo del sapo será la pedrada”.

julio cesar silva
Correo: [email protected]
Twitter: @PalcoQR | @JulioCsarSilva

 

 

Botón volver arriba