Home » Cancun » Fonatur busca no cerrar la zona hotelera por obras del puente Calinda

Fonatur busca no cerrar la zona hotelera por obras del puente Calinda

Cancún Q. Roo.- Por Carlos Aguila Arreola.- En 48 horas se decidirá si es necesario que se realicen cierres totales o no en el puente Calinda o Nichupté debido al proceso de remodelación durante las próximas semanas, informa Gabriel Chavarría Andrade, delegado del Fonatur.

En entrevista, refiere que gracias a la ingeniería que se aplica en la obra se analiza la posibilidad de no intervenir en el carril que da a la laguna y que un par de grúas telescópicas de mayor alcance trabajen sólo en el carril marítimo.

El delegado del Fondo Nacional de Fomento al Turismo comenta que hasta el momento el tráfico se mantendría igual y que en tanto se trabaja en un proyecto en el que cabe la posibilidad de desistir en el cierre de los dos carriles.

“Estamos hablando de un 90 por ciento de posibilidad, pero tenemos que ver algunos problemas técnicos nada más, pero la gran noticia es que existe esa gran posibilidad de no cerrar el carril por el que se está circulando, que le llamamos el carril de la laguna”, dice.

El titular de Fonatur en Quintana Roo añade que la espera para saber si habrá cierres totales o no será de 48 horas, pues el miércoles cita a conferencia para informar a los benitojuarenses si avanza o no esa proyección.

Gabriel Chavarría detalla que en caso de que no prospere ese plan también está la posibilidad de que el primer cierre total sea el próximo fin de semana, lo que también se avisaría con tiempo, asegura, aunque podría ser entre semana.

“Tendríamos que hacer la programación para hacerlo en esa forma; de lo contrario, si no por puro avance no nos cae en fin de semana, tendríamos que cerrarlo aunque sea entre semana, y sería día y medio más o menos”, puntualiza el funcionario federal.

Precisa que el tiempo para movilizar las 150 toneladas de las trabes de 28 metros de largo, a razón de 30,000 kilos por cada una, es de tres días, los mismos que se tendrían que cerrar a la circulación ambos carriles, de ser necesario.

“Con unas grúas van a tener que trabajar de cada lado para mover las trabes, pero van a trabajar sobre el mismo carril donde se está interviniendo, esa sería la técnica; se tiene que hacer ese análisis y tiene que tener un poco de más alcance para poder maniobrar”, apunta.