Home » Chetumal » Clausuran predio en Xul-ha por remoción vegetal sin autorización

Clausuran predio en Xul-ha por remoción vegetal sin autorización

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) impuso la clausura total temporal a un predio en la localidad de Xul-Ha, en el ejido Juan Sarabia, municipio de Othón P. Blanco, en Quintana Roo, al detectar actividades de remoción parcial de vegetación forestal característica del ecosistema de selva sin contar con autorización federal en materia de impacto ambiental.

 

En atención a una denuncia popular, el pasado uno de noviembre, personal de la PROFEPA en la entidad llevó a cabo una visita de inspección al predio señalado, con objeto de verificar el cumplimiento a la legislación ambiental vigente.

 

Durante la visita, los inspectores actuantes observaron dentro del predio la remoción parcial de arbolado característico del ecosistema de selva mediana subperennifolia representado principalmente por ejemplares tzalam (Lysiloma latisilliqua), jabin (Piscidia piscipula), pixoy o guarumo (Cecropia peltata), kaniste (Pouteria campechiana), con alturas promedio entre los 5 a 12 metros.

 

Asimismo, constataron el relleno de humedal costero con presencia de vegetación de manglar en una superficie de 4,940 metros cuadrados, que implicó la remoción de esa vegetación. El relleno se realizó con piedra y sascab con un espesor entre 40 y 50 centímetros; además se encontraron dos árboles de mangle botoncillo (Conocarpus erectus) en pie de forma aislada dentro del área de humedal, así como diversas ramas y raíces de mangle botoncillo.

 

Dentro del cuerpo lagunar se encontró un muelle de madera en forma de “T”, conformado por una pasarela y una plataforma con palapa de madera; además, de una rampa de concreto dentro del cuerpo lagunar.  

 

El predio donde se realizó la remoción de vegetación forestal, inicia en el camino costero con vegetación de selva y atraviesa el camino costero orientado hacia la laguna, donde a la mitad del mismo converge con el humedal costero que se extiende hasta la laguna.

 

La importancia ecológica de estos ecosistemas costeros radica en que son zonas de refugio, anidación, crecimiento y alimentación para muchas especies de fauna, constituyendo corredores biológicos que dan continuidad a los ecosistemas; por lo que la eliminación de su flora y, por consiguiente, de su fauna ocasiona la alteración de los procesos biológicos que se dan en dichos ecosistemas.

 

Durante la inspección, el visitado no presentó la autorización en materia de Impacto Ambiental que expide la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), para llevar a cabo la remoción de vegetación en áreas forestales, en la que se establecieran las medidas de prevención, mitigación y compensación para minimizar o evitar los impactos ambientales adversos que generaría la remoción de vegetación.

 

En virtud de lo anterior, con el fin de evitar que se continuara generando un daño a los recursos naturales presentes en el sitio inspeccionado y su zona de influencia, la PROFEPA impuso, como medida de seguridad, la clausura total temporal de las actividades de remoción de vegetación forestal en una superficie de 5,385 metros cuadrados.

Con estas acciones, la PROFEPA fortalece su compromiso de garantizar la conservación, protección y el cuidado del medio ambiente; mediante las actividades de inspección y vigilancia, para verificar el cumplimiento de la normatividad ambiental aplicable.