Doctores ya no podrán cobrar en efectivo

Cancún Q. Roo.- Por Carlos Aguila Arreola.- Este día se aprueba por unanimidad, en lo general y en lo particular, el dictamen de la Ley de Ingresos 2013, en el que entre otras cosas se mantiene la deducibilidad de impuestos en gastos médicos en pagos en efectivo, tarjetas o cheques.
Algunos cambios que propone el gobierno son que los contribuyentes que deseen deducir también gastos dentales y hospitalarios, así como de transportación escolar, paguen con cheque nominativo o tarjetas de crédito y débito.
Sin embargo, la oposición al planteamiento de la Federación para meter en cintura al sector de la salud en cuanto a transparentar ingresos queda en intento, lo que lamenta la contadora master en impuestos, Sandra Hannon Campos.
“El hecho que reciban pagos de consultas en efectivo, y no todos los doctores pero hay quienes no declaran todos sus ingresos sí perjudica a quienes sí pagamos, finalmente la autoridad tiene un presupuesto y tiene que llegar con toda su base de contribuyentes.”
De acuerdo al Sistema de Administración Tributaria (SAT), “el uso de efectivo en esas operaciones impide identificar si las personas que efectúan el gasto tienen derecho a ser beneficiadas con la deducción correspondiente”.
“Al momento en que el paciente pague con tarjeta de crédito o débito obligará al médico a declarar ese ingreso para que su vez pueda hacer su deducción personal; quizá incomode al médico, que no está acostumbrado a manejar tarjetas o declarar todos sus ingresos”, señala.
Sandra Campos estima que la aprobación del dictamen de la Ley de Ingresos de la Federación 2013 por parte de la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, representa un paso hacia atrás en el intento de transparentar los ingresos.
En ese sentido, la contadora pública estima que más de 90 por ciento de pacientes pagan en efectivo una consulta general, porque el monto oscila en promedio entre 300 y 600 pesos, recursos de los casi nunca o nunca se conoce el destino.
“Sí sería importante ir regularizando  y amarrando estos candados con los gastos que se van haciendo, que al final este es un beneficio para las personas físicas, sobre todo para transparentar a los médicos que son contribuyentes porque sería de manera equitativa.”
Botón volver arriba