La austeridad republicana de la izquierda de César Yáñez y AMLO

“Estoy contra los ricos, hasta emparejarlos”, es una frase que con el paso de los años no ha perdido vigencia, ya que la boda de César Yáñez, el colaborador más cercano del presidente electo Andrés Manuel López Obrador, mostró uno de los rostros que describía Octavio Paz, con sus «máscaras mexicanas».

La publicación de la Boda del año en la revista  !Hola!, fue la gota que derramó el vaso, para los cibernautas que de inmediato lamentaron el doble discurso de los Morenos, con lo exuberante y costoso de la fiesta, cuando en México más de la mitad de la población difícilmente tuvo algo que cenar esa misma noche en la capital poblana.

El Oro con el que está recubierta la Capilla del Rosario en Puebla, marca el sentido más claro de humildad de la izquierda mexicana que por primera vez gobernará México.

Boda de César Yáñez en “Hola!” enciende las redes; usuarios reprochan incongruencia

 

Por considerar valioso el texto de la escritora Guadalupe Loaeza, reproducimos lo que calificó como Lady Langosta

Lady Langosta
Guadalupe Loaeza
(4-Oct-2018)

Con cuánta facilidad contamina el poder! Todavía los morenistas no han tomado posesión y ya empiezan a enseñar el cobre… ¡Lástima! La verdad es que muchos les creímos y les dimos no nada más la bienvenida, sino el crédito por empezar un gobierno totalmente distinto a los que hemos padecido. Me temo que la credibilidad de este nuevo gobierno comienza a resquebrajarse: se intercambian diputados para favorecer la mayoría de Morena, se exculpa a Rosario Robles, se purifica a Napoleón Gómez Urrutia, se acepta a Gaby Cuevas, se incluye a los cercanos de la «Maestra» y a los del no partido PES. Y ahora, sus miembros se exhiben felices de la vida, en todos los medios, vestidos de etiqueta para asistir a una boda neoporfirista.

Volvamos con Lady Langosta. Seguramente ella logró su objetivo de lucirse con sus amigas, con las que siempre compitió por presumir su poder y riqueza y, en esta ocasión, sin duda les ganó. «Ahora, Dulce es una persona con mucho poder. ¿Vieron cuántas personalidades fueron a su boda? Bueno, hasta López Obrador y nuestro góber… ¿Se imaginan los regalos? La verdad es que desde que estábamos en el colegio, Dulce siempre fue muy cursi, pero sobre todo, muy ambiciosa. No vaya a terminar como Rosario Robles, ya ven que son del mismo estilo…», han de haber comentado las más envidiosas que no fueron invitadas a la boda. Uno de los deportes que ya se pusieron de moda es imaginar cuánto costó realmente. El tema provoca polémicas y hasta las conjeturas más extravagantes del mundo. Algunos aseguran que cada lugar en la ceremonia ha de haber costado de 4,000 a 5,000 pesos, sin contemplar los grupos de Los Ángeles Azules y Matute que llenan cuantas fechas tienen en el Auditorio Nacional, incluso en el Zócalo capitalino. Los más ociosos se preguntan ¿cuánto habrá costado la renta del salón, las flores que fueron miles y miles de rosas blancas de esas muy caras, el vino y el alcohol? Sin tomar en cuenta los múltiples servicios que utilizaron: fotógrafos, video, maquillista, peinadora, vestido (nada bonito), accesorios y pestañas postizas. Viendo de cerquita la foto de los novios, se diría que, para esa ocasión, «Lady Langosta» se puso hasta tres hileras de pestañas. Claro, para que se le abrieran aún más los ojos y no perderse ni un solo detalle del día más importante de su vida.

¿A dónde se irán de luna de miel? ¿Bora Bora, Dubái o Mykonos? No hay duda que esta historia muestra cómo el amor puede cegar al hombre más lúcido y leal.

[email protected]

 Foto de: @holamexico

 

Botón volver arriba