Home » Cancun » Euro como moneda única, una forma de frenar la desaceleración?

Euro como moneda única, una forma de frenar la desaceleración?

Cancún Q. Roo.- Por: Gabriela Siller.

El Euro ha pasado de ser la moneda que podría sustituir
al dólar como moneda reserva, a ser la fuente de mayor especulación. Además,
existen cada vez más serias dudas sobre su permanencia debido a la crisis de
los altos déficit fiscales.

Durante la crisis financiera se habló mucho sobre si realmente el dólar seguía cumpliendo con los
requisitos para ser moneda de reserva. El euro parecía ser la mejor solución,
debido a que no tenía problemas en su economía que derivaran en una crisis. Sin
embargo, aparecieron los déficit fiscales de los llamados PIIGS (Portugal,
Italia, Irlanda, Grecia y España por sus siglas en inglés) y se rompió el
paradigma del euro fuerte.

Ya pasó más de un año después de que Grecia recibiera el primer rescate para evitar la moratoria y
las especulaciones en el mercado continúan apuntando a que no será capaz de
pagar sus deudas en el tiempo y plazo acordado. Todo lo anterior pone de
manifiesto un escenario en el que la viabilidad del euro como moneda única de
varios países empieza a ser seriamente cuestionada.

El problema como se ha hablado tantas veces es el enfoque centrado en la política monetaria, dejando
la política fiscal a cada uno de los países. Aquellos como Alemania que
cumplieron con el máximo de3% de déficit en términos del PIB también se han
visto afectados al tener que contribuir con los rescates y al sufrir la
volatilidad y especulaciones sobre el euro.

¿Cuál sería la mejor solución? Hace algunos meses se especuló que Grecia saldría de la Zona Euro y
las autoridades monetarias salieron rápidamente a desmentirlo. No obstante, hoy
por hoy podría ser la solución más rápida para acabar con la crisis que amenaza
con contagiar a Italia, Bélgica y España.

Grecia tendría que emitir nuevamente su moneda y se vería seriamente afectada (más que hoy) su
capacidad para emitir deuda. Seguramente su inflación se aceleraría y su PIB
seguiría a la baja. Las inversiones saldrían volando y su población perdería
fuertemente poder adquisitivo. No obstante, sería capaz de incentivar
exportaciones vía devaluaciones de su divisa y con eso podría mejorar un poco
su economía. Además, se emitiría una señal al mercado y se quitarían los
incentivos perversos a aquellas economías que tengan la intención de endeudarse
más allá de lo permitido.

El escenario no es favorable pero de continuar Grecia en la Zona Euro, seguirán las
especulaciones, volatilidad y contagio hacia otros países, sobre todo porque no
ha cumplido con los planes de austeridad propuestos y su recaudación sigue a la
baja. Probablemente el euro se depreciaría al inicio pero después regresaría a
su equilibrio dado que el mercado hablaría sobre quién sería el siguiente en
salir. Además su viabilidad ya no sería tan fuertemente cuestionada, ya
que  la situación de los otros países es
muy diferente a la de Grecia por lo que la especulación duraría poco y
terminaría la llamada crisis de los altos déficit fiscales.

[email protected]