Home » Política » Padre de Cancún recibe reconocimiento póstumo; línea del metro se llamará Antonio Enríquez Savignac

Padre de Cancún recibe reconocimiento póstumo; línea del metro se llamará Antonio Enríquez Savignac

Cancún Q. Roo.- Por Fausto Adrián.- El llamado padre de Cancún, por haber participado directamente en la fundación del proyecto Cancún Antonio Enríquez Savignac, seguirá por siempre presente en la vida del país, no solo en el principal destino turístico del país, sino también en la línea 12 del Metro de la ciudad de México, ya que uno de los trenes llevará su nombre, como reconocimiento a su trayectoria en la industria sin chimeneas.

 

 

 

Enríquez Savignac  fue secretario de Turismo en el sexenio de Miguel de la Madrid, y fue el principal impulsor del proyecto Cancún; en 1989 fue secretario general de la Organización Mundial de Turismo (OMT) y reelegido en 1993.

 

 

 

Cabe recordar que el 23 de mayo del 2008, en la Universidad del caribe de Cancún el Secretario de Turismo, Rodolfo Elizondo junto con el Gobernador de Quintana Roo, Félix González Canto, y el Secretario General de la Organización Mundial de Turismo (OMT), Francesco Frangialli, inauguraron y develaron la placa de la Biblioteca de la Universidad del Caribe “Antonio Enríquez Savignac”, como reconocimiento a su trayectoria,  incluso la calle que conecta el bulevar Kukulcán con la zona residencial El Table, justo a la entrada de la zona hotelera lleva su nombre.

 

 

 

El Banco de México creó en 1969 el Fondo de la Infraestructura Turística (Infratur), para llevar a cabo un Programa Integral de Centros Turísticos, el cual lo dirigió el Ernesto Fernández Hurtado, para esa tarea envía a Antonio Enríquez Savignac como cabeza de un grupo de expertos para tales fines.  De esa forma, se iniciaron los estudios tendientes a identificar las zonas propicias para la ejecución de proyectos de infraestructura turística, Cancún en el Caribe, e Ixtapa y Zihuatanejo en el océano pacifico, fueron seleccionados como prioridades de inversión.

 

 

 

Por aquellos tiempos Quintana Roo apenas tenía poco más de 40 mil habitantes, concentrados en Chetumal, Cozumel e Isla Mujeres. Los censos de aquella época no le daban importancia a Isla Cancún, habitada sólo durante algunas temporadas del año.

 

 

 

El 7 de febrero del 2007, el ideólogo del destino más exitoso de América Latina, falleció en la capital del país