Home » Pajaros en el Alambre » El Coronavirus, sus mitos y verdades, explica el Dr. Carlos Baquedano

El Coronavirus, sus mitos y verdades, explica el Dr. Carlos Baquedano

Ante la inminente amenaza que existe por una epidemia de CORANAVIRUS, la humanidad se llena de temor por las noticias que se reciben desde las latitudes en donde esta infección se hace presente, y la desinformación incrementa el miedo del resto del mundo.

Es por tal motivo que en esta ocasión me he dado a la tarea de hacer una revisión bibliográfica de fuentes absolutamente confiables que me permitan compartirles información con respecto a esta enfermedad.

¿Qué es el CORONAVIRUS?

Los coronavirus son una familia de virus que pueden causar enfermedades como el resfriado común, el síndrome respiratorio agudo grave (SARS, por sus siglas en inglés), y el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS, por sus siglas en inglés). En 2019, un nuevo virus llamado síndrome respiratorio agudo grave coronavirus 2 (SARS-CoV-2) causó un brote de enfermedades en China, al cual posteriormente la OMS lo nombra oficialmente COVID-19.

¿Cómo se transmite?

Se sugiere que la ruta de transmisión de persona a persona del COVID-19, sea a través de gotas o por contacto, así como vía aérea durante procedimientos que generan aerosoles (hablar, estornudar, toser). Estos mecanismos de transmisión se comparten con virus como la influenza u otros patógenos respiratorios.

Esta transmisión se puede dar por GOTAS de más de 5 micras producidas de la persona infectada a través del estornudo, tos o incluso hablar, ya que se pone en contacto con mucosa nasal, oral o conjuntiva de otra personas, siendo más susceptibles los inmunocomprometidos (personas con defensas bajas) como lo son embarazadas, personas que viven con VIH, obesidad, cáncer, menores de 1 a 5 años, u otras condiciones médicas en donde están bajas las defensas como pueden ser diabetes mal controlada, cardiopatías, asma, etc.

Las gotas alcanzan hasta un metro de distancia al hablar y cuatro metros al toser o estornudar. Cualquier persona que esté a 1 metro o menos de distancia de una persona enferma, es susceptible de contagiarse, así mismo, por CONTACTO DIRECTO con el paciente o de FORMA INDIRECTA CON SUPERFICIES CONTAMINADAS.

Aunque en este momento no existe evidencia del comportamiento del COVID-19, se sabe que otros coronavirus pueden permanecer activos hasta 9 días en superficies inanimadas (objetos metálicos, plásticos, madera, cemento, textiles, etc) por lo que es muy fácil contaminarse las manos y posteriormente tocarse la nariz, los ojos o incluso la boca provocándose así el autocontagio.

¿Cuáles son sus síntomas?

Los signos y síntomas de infección con el nuevo coronavirus pueden aparecer de 2 a 14 días después de la exposición, y entre estos se incluyen:

Fiebre.
Tos.
Estornudos.
Flujo nasal (rinorrea).
Conjuntivitis (ojos rojos y llorosos).
Falta de aire o dificultad para respirar.

La gravedad de los síntomas del nuevo coronavirus puede variar de muy leve a extrema, y hasta la muerte. Aunque el conocimiento que tenemos de esta enfermedad sigue aumentando, la mayoría de las personas que tuvieron una infección grave han sido adultos mayores o personas que ya tenían otros problemas de salud significativos. Esto es similar a lo que se ve en las personas que tienen infecciones graves con otras enfermedades respiratorias como lo es la influenza.

¿Cómo se trata?

El tratamiento que se utiliza es el de una gripe común. Los expertos no recomiendan el uso de antivirales ya que hasta el momento no se han demostrado su efectividad.

En el tratamiento se utilizan:

Analgésicos para fiebre y dolor.

Antihistamínicos (para reducir los síntomas de flujo nasal, estornudos, picazón de la nariz y ojos)

Antitusivos (en forma de jarabe, cápsulas o comprimidos). No se recomienda el uso de expectorantes (como el ambroxol) pues la función de este tipo de medicamentos es volver más líquido el moco para expulsarlo más fácilmente, pero no quitan el reflejo de la tos, por el contrario, pueden incluso aumentar la intensidad de la misma.

Tomar abundantes líquidos, preferentemente agua.

Comer como mínimo 3 veces al día. Esto se debe hacer, aunque no se tenga apetito, ya que es una parte importante del tratamiento, pues permite a nuestro cuerpo fortalecer su estado inmunológico y combatir de una forma más eficaz al virus.

Consumo de alimentos ricos en vitamina C (cítricos, guayabas, kiwi, pimientos rojos y verdes, brócoli, fresas, melón, tomates, mango, papaya, piña, espinacas, chaya, papa, entre otros). Cabe comentar que la cocción de estos alimentos les hace perder propiedades por lo que se recomienda su consumo de forma cruda.

Reposo en cama y de preferencia de una manera aislada.

Evitar cambios bruscos de temperatura, baño con agua templada antes de que anochezca y no acostarse a dormir con el cabello húmedo.

Ropa acorde a las condiciones del clima.

¿Cuáles son las medidas de prevención?

El LAVADO DE MANOS constante es el punto principal de prevención. La OMS recomienda la siguiente técnica para el correcto lavado de manos:

-Mójese las manos con agua.

-Deposite en la palma de la mano una cantidad de jabón suficiente para cubrir la superficie de las manos.

-Frótese las palmas de las manos entre sí.

-Frótese la palma de la mano derecha contra el dorso de la mano izquierda, entrelazando los dedos y viceversa.

-Frótese las palmas de las manos entre sí, con los dedos entrelazados.

-Frótese el dorso de los dedos de una mano con la palma de la mano opuesta, agarrándose los dedos.

-Frótese con un movimiento de rotación el pulgar izquierdo, atrapándolo con la palma de la mano derecha y viceversa.

-Frótese la punta de los dedos de la mano derecha contra la mano izquierda, haciendo un movimiento de rotación y viceversa.

-Enjuáguese las manos con agua.

-Séquese las manos con una toalla de un solo uso

-Utilice la toalla para cerrar el grifo o llave.

DESINFECTAR ÁREAS SÓLIDAS DE USO COMÚN como lo son picaportes de puertas, llaves de lavabos, asideras de muebles, refrigeradores, estufas, vehículos; mesas, pisos, controles remotos, teléfonos, equipos de cómputo, llaves de auto, entre otros. Estas medidas se deben reforzar cuando alguien está enfermo en casa. Un potente desinfectante, económico y fácil de conseguir es el CLORO.

SEPARAR CUBIERTOS Y UTENSILIOS que el enfermo utilice. Cambio frecuente del cepillo de dientes son medidas útiles en la prevención.

El USO DE CUBREBOCAS es una buena medida para evitar la expansión de las gotas que expulsan los pacientes enfermos, además de que evitan que nos toquemos la boca y nariz. El personal de salud debe usar un cubreboca N-95 como parte de protocolo, pero la población en general puede usar un cubrebocas de tipo común. Es importante saber que el cubreboca debe CURBRIR LA NARIZ Y BOCA. Usarlo por debajo de la nariz es una práctica común e inadecuada.

El enfermo debe ESTORNUDAR USANDO EL BRAZO en la parte anterior de codo. Es incorrecto estornudar usando las manos para cubrirse la boca.

NO SE DEBEN UTILIZAR TOALLAS O PAÑUELOS DE TELA. Lo recomendable es usar servilletas o pañuelos desechables, los cuales se utilizan una sola vez y se desechan en una bolsa de plástico exclusiva para esto. Cuando esta bolsa se vaya a desechar, la persona que lo hace deberá usar cubrebocas y lavarse las manos con la técnica correcta de forma inmediata.

Como precaución general, adopte medidas de higiene cuando visite mercados de animales vivos, mercados de productos frescos o mercados de productos animales.

¿Qué tengo que hacer si hay sospecha de estar enfermo de COVID-19?

Acudir al médico.

Usar cubrebocas.

Adoptar y reforzar todas las medidas de higiene previamente descritas.

No automedicarse, evitar el uso de antibióticos, ya que esto es innecesario y contraindicado pues en muchas ocasiones en lugar de ayudar, complica más la enfermedad.

Mantener la calma y no caer en pánico.

El prevenir, combatir y evitar el esparcimiento de esta enfermedad es tarea de todos, por lo que se recomienda estar informados de fuentes fidedignas u oficiales y evitar el esparcimiento por cualquier medio de rumores o fake news (noticias falsas). De hecho, te invito a compartir esta información con otras personas.

Como decía un viejo eslogan publicitario: LA SALUD, ES TAREA DE TODOS.

Dr. Carlos P. Baquedano Villegas
Especialista en Medicina Familiar

Cancún, Q. Roo, México. Marzo del 2020