Home » Pajaros en el Alambre » La rápida expansión del dengue, explica el Dr. Carlos Baquedano

La rápida expansión del dengue, explica el Dr. Carlos Baquedano

Lunes, 1 de abril de 2019.

En estos días tuve la oportunidad de realizar un curso de actualización en Dengue, enfermedad de la que mucho se habla en la región en donde vivimos, pero del que no está por demás tener en consideración. Les comparto algunos datos relacionados con esta enfermedad.

El Dengue es una enfermedad causada por un virus llamado dengue virus del que existen cuatro serotipos, DEN-1, DEN-2, DEN-3, DEN-4. Todos producen inmunidad homóloga permanente, por lo que sólo te puede dar dengue en 4 ocasiones a lo largo de tu vida, lo cual quiere decir que si te da dengue del serotipo 1, ese ya no te volverá a dar y así respectivamente. También existe una inmunidad transitoria después de padecer dengue, que te protege de padecer la enfermedad de 1 a 3 meses. Con respecto al dengue hemorrágico, el mayor riesgo está en serotipo DEN-2, seguido de DEN-3, DEN-4 y DEN-1

El dengue es una enfermedad que se transmite a través del mosquito (infectado) que actúa  como vector. El Aedes aegypti  y el Aedes Albopticus son los mosquitos transmisores. Los Aedes aegypti mosquitos hembra son la principal fuente de transmisión del dengue. Esta especie pica durante el día, con el período de alimentación más activo 2 horas antes y 2 horas después del amanecer y el atardecer. Sin embargo, el mosquito puede picar a varias personas en un día, lo que explica la rápida expansión del dengue.

Los síntomas que el dengue condiciona son: enrojecimiento facial, eritema, dolor corporal, mialgias, artralgias, cefalea y dolor retro-ocular. Pueden presentarse manifestaciones hemorrágicas menores, como petequias y equimosis en la piel. Los pacientes que mejoran después de que baja la fiebre, se consideran casos de dengue sin signos de alarma.

La mayor incidencia de dengue durante 2015, se presentó en el grupo de 15-19 años con 10.76 Los estados con las TASAS DE INCIDENCIA más altas durante este año fueron COLIMA, SONORA, NAYARIT, QUINTANA ROO y BAJA CALIFORNIA SUR. En México, los estados de GUERRERO, CHIAPAS, VERACRUZ, TABASCO y JALISCO son las PRINCIPALES ZONAS ENDÉMICAS por el número de casos presentados.

La gravedad de la enfermedad, depende mayormente de la carga viral y a duración de la enfermedad varía de 2 a 15 días en promedio, sin contar el período de incubación que es de 10 días aproximadamente, la recuperación es variable, por eso el período se extiende a 15 días.

Consta de 3 fases: febril, crítica y de recuperación. La FASE FEBRIL se encuentra entre 2 a 7 días y se asocia a la viremia.

En un choque descompensado, tardío por hipotensión, los mecanismos compensatorios se agotan, por lo que disminuye el flujo sanguíneo a los órganos vitales.

La biometría hemática y la química sanguínea son estudios básicos, sobre todo en aquellos pacientes que presentan comorbilidades, lo cual es un criterio de hospitalización para pacientes con dengue, sobre todo en aquellos con descontrol metabólico.

El dengue no tiene tratamiento específico. Su tratamiento se basa en la sintomatología del paciente. Se utilizan analgésicos como paracetamol y metamizol (el ácido acetilsalicílico está contraindicado), además se requieren manejo del estado hídrico.

El dengue con un cuadro probable de dengue con datos de alarma, lo que sugiere manejo inmediato en unidad que cuente para su manejo. Se inicia con canalización de vía periférica, soluciones cristales a requerimientos, toma de laboratorio si se tiene disponible, y por supuesto, envío a 2do nivel a la brevedad.

El hematocrito (prueba de sangre) es de gran valor durante la fase de rehidratación, ya que su normalización indica una respuesta a la terapia hídrica, la recuperación del estado de choque o la presencia de posibles complicaciones, en caso que éste se incremente o baje de forma súbita.

Todo niño que reside en, o proviene de zonas endémicas, con fiebre de 2 a 7 días y sin otra causa aparente, es un caso sospechoso.

La prevención primaria comprende acciones previas a la presentación de la enfermedad para evitarla como lo es el desechar recipientes y objetos que puedan almacenar agua y permitir que el mosco ove y produzca más crías. Esta es una labor que nos corresponde a todos.

En síntesis, el Dengue es una enfermedad grave que puede causar la muerte por lo que se debe acudir al médico cuando los síntomas se presenten.

Dr. Carlos P. Baquedano Villegas

Especialista en Medicina Familiar

Cancún, Q. Roo, México. Abril del 2019