Home » Turismo » Refinanciamiento reducirá el pago de intereses y se podrán obtener recursos en condiciones más ventajosas

Refinanciamiento reducirá el pago de intereses y se podrán obtener recursos en condiciones más ventajosas

CHETUMAL, Quintana Roo, 20 de septiembre.— La iniciativa presentada hoy por el Ejecutivo ante el Congreso del Estado para refinanciar la deuda pública y emitir certificados bursátiles tiene como objetivo lograr ahorros en el pago de intereses, facilitar el cumplimiento de los compromisos crediticios del Estado y obtener financiamiento en condiciones más ventajosas, afirmó el gobernador Roberto Borge Angulo.

 

El jefe del Ejecutivo recordó que desde mediados de agosto pasado anunció que, ante el entorno económico global y la amenaza de una nueva recesión, su gobierno dispuso medidas preventivas, que se sumaron a las implementadas a partir de su toma de posesión, para bajar el gasto y garantizar recursos para obra pública productiva.

 

Incluso, añadió, en el Plan Quintana Roo 2011-2016 se consideró un Plan de Financiamiento que permita afrontar una eventual crisis económica mundial y se plantearon estrategias como el refinanciamiento y la bursatilización, a fin de obtener plazos más amplios y con menores tasas de interés para pagar la deuda y colocar recursos propios en el mercado de capitales para liberar participaciones actualmente comprometidas.

 

—El objetivo del refinanciamiento es extender el plazo promedio para pagar la deuda, con una tasa de interés más baja y un periodo de gracia para evitar el riesgo de incumplimiento ante el impacto de una eventual crisis —señaló.

 

Borge Angulo reiteró el llamado para que todos, Gobierno del Estado y Ayuntamientos “nos apretemos el cinturón”, con medidas de austeridad y programas de ahorro en el gasto corriente y en lo que se eroga por viáticos, combustibles, telefonía y otros gastos de los servidores públicos.

 

—Hay momentos en que se deben tomar decisiones difíciles, pero necesarias para que el Estado avance, para tener la liquidez necesaria para garantizar la atención a miles de familias, generar empleos y obra pública productiva —dijo.

 

De acuerdo con el Gobernador, mejores tasas de interés para el pago de la deuda permitirán la liquidez necesaria para invertir en el sector salud, educación, programas de combate a la pobreza y en el mejoramiento de las condiciones de vida de los habitantes de la Zona Maya.

 

—No podemos detener proyectos, programas sociales, inversiones en la seguridad de los quintanarroenses y, mucho menos, en el combate a la pobreza —manifestó—. Si esto permite al Gobierno del Estado mejorar vialidades en las zonas urbanas, construir carreteras, caminos para sacar las cosechas y mejorar la infraestructura en general, pues hay que apoyarlo —prosiguió.

 

Por su parte, el secretario de Hacienda, Mauricio Góngora Escalante, precisó que el monto a refinanciar es de poco más que 10 mil millones de pesos y comentó que, con una tasa de interés menor en por lo menos 1.5%, se obtendría un ahorro de 8 mil 515 millones de pesos durante la vida del financiamiento, los cuales podrán destinarse a obra pública productiva, renglón en el que se planea invertir 3 mil 587 millones de pesos en los próximos cinco años.

 

Luego de recordar que parte de la deuda se refinanciaría con Banobras y el resto con la banca comercial, dijo que la de largo plazo está pactada, en promedio, a ocho años, pero con la reestructuración se extendería el periodo de pago.

 

Góngora Escalante indicó que si bien gracias a su solvencia y fortaleza financiera, en las condiciones actuales Quintana Roo no tiene problemas para pagar su deuda, se buscarán mejores condiciones financieras para generar más inversión y beneficios de orden social.

 

—Gracias al refinanciamiento se obtendrá un periodo de gracia, de modo que será a partir de 2013 cuando comenzaremos a pagar la deuda —añadió.

 

En cuanto a la obtención de financiamiento mediante la emisión de certificados bursátiles, enfatizó que es una fuente recurrente de financiamiento, dado que los ingresos del Estado presentan un crecimiento real cada año.

 

—El certificado bursátil es un instrumento atractivo para los inversionistas, que les da acceso a participar en la evolución y desempeño de las entidades públicas a tasas competitivas y elimina potencialmente la necesidad de depender del esquema de participaciones federales para obtener financiamiento —subrayó.

 

En ese sentido, recordó que, en lo que va de 2011, Quintana Roo ha dejado de percibir más de 100 millones de pesos de participaciones presupuestadas, debido a la poca recaudación del Gobierno Federal. El recorte afecta no sólo al Gobierno del Estado, sino también a los Ayuntamientos, que han salido adelante, en parte gracias a que se les autorizan anticipos sobre sus participaciones.

 

—Oportunamente implementamos un programa de austeridad que nos permitió, en lo que va de la administración, obtener ahorros por cerca de 100 millones de pesos —confirmó.