Home » Cancun » Cancún, segundo destino en la preferencia del mercado asiático, reporta el CPTM

Cancún, segundo destino en la preferencia del mercado asiático, reporta el CPTM

Nota Carlos Águila Arreola Enviado Especial Marqtips Puerto Vallarta, Jal.- Cancún, después del Distrito Federal, es el destino mexicano que más busca el mercado oriental, revela Guillermo Eguiarte Bendimez, director del Consejo de Promoción Turística de México (CPTM) para Asia.

En el marco del XXXVII Tianguis Turístico de México, que inaugura esta mañana el presidente Felipe Calderón, da cuenta de los avances del país en el lejano continente en cuanto a captación de turistas.

En exclusiva, en un hotel de Bahía Banderas, en la Riviera Nayarit, el funcionario comenta que se replantea la estrategia para saber dónde, cómo, cuándo y en qué mercado se debe invertir.

«Estamos hablando de cuatro mercados con circunstancias totalmente diferentes» que concentran más de la mitad de la población mundial: Japón como número uno delante de Corea del Sur, China, India

Por número de turistas al país, los mercados se ubican en el siguiente orden: el japonés con 75,000 visitantes; seguido del coreano con 40,000; el tercero es el chino, que envía entre 30,000 y 32,000, y el indio, con alrededor de 25,000.

En cuanto a las preferencias por mercado, el primer lugar lo tiene la ciudad de México, aunque precisa que es engañoso porque «la mayoría de vuelos llegan al Distrito Federal».

«Número dos es Cancún en todos los casos, excepto en China; tercero es el de Corea y en el cuarto se ubica la India.»

El representante del CPTM en el continente asiático precisa que después están Los Cabos, Guadalajara, Monterrey –por la cuestión de negocios–; hay que tomar en cuenta que el segmento de negocios en Asia es muy grande, la cantidad de compañías japonesas que invierten y que lo van a hacer en el país es altísima.

Guillermo Eguiarte puntualiza que también los capitales coreanos son importantes, lo que genera una gran diversificación de mercado y que también vengan muchos viajeros de negocios, lo que deja una derrama mucho más alta de la que gasta un turista normal.