El peso empieza el año en un entorno de incertidumbre en Europa y con poca liquidez.

Botón volver arriba